Horario: Lunes-Viernes 8:00-18:00

Experiencia

Sol Magnético Amarillo

Sol Magnético Amarillo

Despertar, Claridad

Hoy comenzamos esta Onda llena de energía!!!!

El propósito de estos próximos días es para ILUMINAR los vínculos y sobre todo darnos claridad mental sobre aquello que sentimos y deseamos para nuestra vida.

Esta onda nos invita a comprender que ya somos seres con una sabiduría interna, solo queda RECORDARLA y el universo lo hace poniéndonos situaciones y personas con patrones repetidos para que podamos de una vez por todas enfrentar y sanar nuestra parte interior que se proyecta en el exterior en cada persona y en cada circunstancia.  

O bueno, quizás quien aún no desea o no encontró las herramientas para resolver dichas cuestiones, comprender que tiene la capacidad para hacerlo, solo tomar conciencia y observar si está resolviendo desde la MADUREZ o desde la INMADUREZ.

Evitar irnos a los extremos sobre nuestro accionar, comprender que SOL tan intenso en su servicio hacia los demás, puede ser invasivo y ahogar.

Trabajar el amor incondicional con nosotros mismos, bajando exigencias y ocupándonos un poco más de nuestras necesidades, siendo un “Egoísta SANO”. Evitar el desborde por la ayuda hacia el otro, sino que sea desde la conciencia para no invadir ni entregar toda la cuota de energía que nos queda.

El obstáculo que se presenta en esta ONDA ENCANTADA es aprender a recibir y en sentirnos merecedores de las cosas buenas que nos suceden. Otra sensación si no estamos vibrando en una frecuencia alta es NO SENTIRNOS APOYADOS POR LOS DEMÁS o creer que el universo no nos da esos recursos que necesitamos para que las cosas que deseamos concretar se manifiesten.

Tips para los próximos 13 días:

  • Confiar en que las cosas se darán siempre y cuando sea claro lo que deseamos.

  • ¿Como es hoy tu relación con tu PADRE FÍSICO?

  • Días de mucha charla y comunicación… observa si viene desde el “ego” o desde el “yo soy” y salirnos del centro de atención.

  • Para darle claridad a nuestro interior… cómo nos vamos sintiendo, que cosas nos gustaría que cambien y que depende de nosotros mismos.

  • Poner el cuerpo en acción, no esperar que las cosas vengan solas.

  • Iluminar los vínculos, no “quemarlos”, no ahogarlos, no ser demandante ni dirigirle al otro lo que debería hacer.

  • Conectar con lo creativo para aflorar emociones.